Una Guía Informada para Viajeros a Egipto
 

El Clima de Egipto

El clima en Egipto es generalmente cálido y seco, con apenas lluvia o nubes. Noviembre, diciembre y enero son definitivamente los meses más cómodos para viajar a Egipto. En esta temporada, los días son frecuentemente frescos o poco calurosos, con noches frescas.

Se puede decir que Egipto tiene sólo dos estaciones: un invierno suave de noviembre a abril y un verano caluroso de mayo a octubre. Las únicas diferencias entre las estaciones son las variaciones en las temperaturas durante el día y los cambios en los vientos predominantes.

En El Cairo, las temperaturas pueden subir tan alto como 35 C (95 F) en verano y bajar a 7 C (45 F) en invierno. El sur del país es siempre más caluroso.

Alejandría, en el norte de Egipto, goza de un clima mucho más suave que el resto del país. Aquí, la temperatura más alta a lo largo del año no suele ser superior a los 28 C (medianos 80 F), y la fresca brisa del Mediterráneo hacen agradables incluso los días más calurosos.

Los inviernos en Asuán son agradables, pero las temperaturas pueden alcanzar 42 C (107 F).


Sugerencia de INFOHUB: La temporada alta de turismo a Egipto se extiende desde finales de noviembre a finales de febrero, cuando la temperatura del valle del Nilo es agradable, a pesar deque El Cairo puede ser nublado y frío. Sin embargo, en esta temporada, especialmente durante el pico de los meses de diciembre y enero, los principales centros turísticos del Nilo, Luxor y Asuán suelen estar abarrotados de visitantes. La temporada de invierno es el período más activo para los complejos turísticos del Sinaí, mientras que Hurgada se mantiene activo durante todo el año. De mayo a septiembre, el sur del país y el desierto son ferozmente calientes y es recomendable limitar las excursiones turísticas a primera hora de la mañana o por la noche - aunque todavía el mes de agosto recibe un tropel de mochileros De octubre a principios de noviembre es quizás el mejor momento para viajar a Egipto, si hacemos un balance entre el clima y las multitudes.


Un fenómeno meteorológico en Egipto denominado khamsim o chansím trae temperaturas muy altas del desierto del Sahara hasta la costa entre marzo y junio. El polvo de los vientos forma pequeñas pero enérgicas zonas de baja presión en el istmo de Suez y barren toda la costa norte de África. Sin obstáculos por las características geográficas, los vientos alcanzan altas velocidades y llevan grandes cantidades de arena y polvo de los desiertos. Estas tormentas de arena, a menudo acompañados de vientos de hasta 140 kilómetros por hora, pueden causar aumento de las temperaturas tanto como 20 C (68 F) en apenas dos horas. Los vientos soplan intermitentemente y pueden continuar durante días, causando enfermedades en personas y animales, dañando los cultivos y, en ocasiones, la infraestructura y viviendas.


Sugerencia de INFOHUB: Bálsamos labiales y filtros solares de calidad son difíciles de encontrar en la mayoría de las áreas del mundo, así que procure llevar suficiente de estos productos para todo el trayecto. Tenga en cuenta que los filtros solares penetran en la piel para crear una barrera, mientras que los repelentes de insectos trabajan por evaporación, por lo que debería aplicar el protector solar en primer lugar. No utilice protectores solares de más de 2-3 años de edad, ya que han perdido su eficacia.


La mejor manera de hacer frente a las condiciones meteorológicas Egipto es vestirse con ropa ligera de algodón o vestimentas de lino durante los veranos. Los tejidos de lana son ideales para el invierno y las tardes frescas. Traiga protector solar, gafas de sol y sombrero. Beba mucha agua, también.

Fuente: http://www.all-about-egypt.com/egypt-weather.html

Hotel icon restaurant icon activities icon flight icon

INICIO EGIPTO MODERNO TURISMO EN EGIPTO ATRACCIONES BUSQUE UN HOTEL ANTIGUO EGIPTO
Art Prints

Sitio web escrito y diseñado por
Ben Morales-Correa